(BPT) - Es posible que las uvas ya estén en uno de los primeros lugares de lista de alimentos para merendar, pero hay muchas razones para comer uvas, más allá de su irresistible sabor jugoso y dulce. Probablemente no sepa que las uvas también tienen muchas propiedades que pueden ayudarle a mantener una dieta más fresca y saludable. Con el enfoque reciente en los alimentos a base de plantas, no hay nada mejor que elegir productos agrícolas que pueden servir como un ingrediente vital tanto dulce como salado en sus comidas.

1. Siempre el aperitivo perfecto y perfectamente portátil

Independientemente de que esté en casa o en marcha, las uvas frescas crujientes y jugosas de California son deliciosas y energizantes en cualquier momento, por sí solas o combinadas con una proteína como el queso o las nueces para la “mini comida” perfecta. Es muy fácil empacar solo unas pocas o un montón para un aperitivo, y a los niños les encantan.

2. Reforzar su salud inmunológica con polifenoles de las uvas

Los tres colores de las uvas (rojas, verdes y negras) proporcionan una fuente natural de más de 1.600 compuestos vegetales beneficiosos, que contienen antioxidantes y polifenoles para apoyar su salud en general. Los polifenoles de uva respaldan la salud y el funcionamiento celular del organismo, promoviendo actividades antioxidantes y antiinflamatorias.

3. Alimente su corazón y preserve su cerebro

Las uvas pueden contribuir a la salud del corazón de muchas maneras: promoviendo una circulación saludable, contrarrestando el estrés oxidante y la inflamación que pueden conducir a la formación de placas en las arterias, propiciando niveles saludables de lípidos y más. Además de eso, las uvas también benefician naturalmente la salud cerebral. Un estudio reciente revela que comer uvas todos los días ayudó a proteger contra el deterioro metabólico en las áreas del cerebro relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

4. Proteja su salud del colon

Su salud gastrointestinal es fundamental para su condición física y bienestar general. Varias investigaciones sugieren que el consumo de uvas puede inhibir los genes responsables del crecimiento tumoral en su colon, protegiendo el tejido sano.

5. Hidrátese felizmente

¿Sabía que las uvas están compuestas por un 82% de agua? Como mantenerse hidratado es una prioridad para mantener su buena salud, ¿por qué no hacer que sea más fácil para usted (y sus hijos) cumplir con ese objetivo disfrutando de alimentos como las uvas, que tienen un alto contenido de agua? Comer uvas no solo puede ayudar a saciar su sed, sino que también contribuye a la ingestión diaria de líquidos en general.

6. ¿Una dieta especial? No hay problema.

Las uvas frescas son idóneas como parte de casi cualquier plan de dieta. Debido a que son una fruta con baja glucemia, son adecuadas como parte de una dieta equilibrada para personas que tienen diabetes. Además, las uvas no tienen gluten, casi no contienen sodio y, por supuesto, están naturalmente libres de grasas y colesterol. Y para los que están atentos a la medida de la cintura, las uvas son muy favorables para la dieta, pues solo totalizan 90 calorías por cada porción de 3/4 de taza.

7. Agregue una nota agridulce a los platos dulces y salados

Con las uvas como elemento básico en su cocina, todo cobra una nota saludable de sabor. Las uvas de California proporcionan un gran equilibrio entre dulzura y acidez, junto con una textura agradable que puede elevar a un nivel superior el sabor de verduras de hoja y otras variedades, granos, proteínas y más. Use uvas frescas en ensaladas o para decorar un postre, o incorpórelas a sus guisos o platos de carne favoritos para realzar el sabor de una variedad de recetas. Por ejemplo, el calabacín relleno con uvas y farro es un plato de temporada perfecto para disfrutar.

¿Busca inspiración con las uvas? Explore las posibilidades en GrapesfromCalifornia.com/recipe.

News For You